El Bosque de los Zaragozanos es una gran iniciativa colaborativa por la sostenibilidad que, a lo largo de los próximos años, modificará la ciudad y su entorno para crear nuevos espacios verdes y mejorar la salud de los habitantes de Zaragoza. Para ello, el Ayuntamiento de Zaragoza, con el apoyo de ECODES, facilitará la plantación de 700.000 nuevos árboles y vegetación, de especies diversas acordes con los diferentes espacios para favorecer la biodiversidad.

Este gran bosque urbano ocupará, en diferentes parcelas y campos distribuidos a lo largo y ancho de nuestro término municipal, 1.100 hectáreas de ?entorno verde? que serán definitivas para la consecución de los objetivos medioambientales en los que está comprometida la ciudad y que son, además, determinantes en el actual contexto de crisis sanitaria y emergencia climática.

De este modo, el proyecto contribuirá a la consecución de los compromisos de Zaragoza en materia de política medioambiental, como los Objetivos de acción ante el Cambio Climático; los Objetivos de Desarrollo Sostenible; Agenda 2030; Plan Director de la Infraestructura Verde de Zaragoza; Economía Circular? Por otra parte, esta propuesta se integra plenamente en los objetivos del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia y los fondos Next Generation de la Unión Europea.

A través de este proyecto se lograrán, asimismo, otros beneficios complementarios, como la generación de empleos directos e indirectos, tanto en las propias plantaciones como en los viveros y en el sector de las empresas suministradoras del diverso material necesario, así como de los trabajos previos que serán necesarios en los diferentes espacios de plantación.

Más allá de potenciar la biodiversidad, el Bosque de los Zaragozanos colaborará en la renaturalización de entornos industriales. Además, se convertirá en un proyecto educativo dirigido al alumnado de 5º y 6º de Primaria. De esta manera, los más pequeños de la ciudad serán capaces de comprender y valorar el papel y los beneficios ambientales que representan los árboles y los bosques en general, así como los bosques urbanos en particular: mejora de la biodiversidad, calidad del aire y del agua, reducción del efecto isla de calor, activo para la salud y calidad de vida, etcétera.

Una de las claves de esta propuesta en su carácter colaborativo. Por ello, el Bosque de los Zaragozanos está abierto a que empresas, asociaciones, fundaciones, instituciones y particulares puedan hacer sus aportaciones, que se verán traducidas en árboles. Desde un único ejemplar a una gran extensión, va a ser posible desde ahora ir "reservando" espacios de plantación.

¿Nos acompañas?